Por: Ana Isabel – HubSpot

Si tu sitio web no es atractivo, no podrá captar la atención que esperas. Por ello es importante que al crear una página web o mejorar las que ya tienes, sepas cómo hacerla realmente efectiva.

Aquí conocerás qué es el diseño web, qué elementos debes tener en cuenta al crear tu sitio y cómo hacerlo visible en cualquier dispositivo.

¿Qué es diseño web?

El diseño web es una función creativa que se centra en la configuración visible de un sitio y en la experiencia del usuario. Consiste en la planificación a través de conceptos artísticos que tienen por objetivo plasmar la imagen de una empresa o de un proyecto por medio de la implementación y de la actualización periódica.

La apariencia de la página es la primera impresión que se lleva un visitante, por lo que el diseño fomenta que quiera quedarse a navegar en tu sitio.

El diseño web se rige bajo 3 principios básicos:

  • Funcionalidad: el sitio debe tener una configuración útil, cómoda y sencilla para el usuario.
  • Forma: se emplean los elementos visuales que captan la atención del usuario y transmiten mensajes rápidos sin necesidad de explicaciones. Algunas formas son naturales, otras son abstractas y también se usan las geométricas.
  • Compatibilidad: se busca que cada página sea visible desde cualquier navegador por medio de códigos y estilos CSS, entre otras técnicas.

Por qué el diseño web es importante para una empresa

En internet existe mucha competencia y las personas se quedan con quien les ofrece una mejor experiencia. No pierdas clientes potenciales por no tener un sitio web actualizado, con buen contenido y en el que puedan navegar con facilidad. Dales comodidad, pues eso logrará que los visitantes conozcan tu empresa y se interesen en comprar tus productos.

El posicionamiento en buscadores viene de la mano con el diseño web porque haciéndolo de forma correcta lograrás captar, retener y fidelizar a tus usuarios, a partir de su personalidad y necesidades. Así, con tu esfuerzo, lograrás aparecer en Google, Yahoo o Bing de manera orgánica.

Recuerda que si tu sitio es atractivo, las personas que lo visiten querrán compartirlo, así que no pierdas la oportunidad de agrega los iconos de tus redes sociales.

Elementos de diseño de un sitio web

Para que el sitio web de tu empresa sea un éxito, debe cumplir con varios requisitos. La navegación debe ser fácil tanto para los motores de búsqueda como para los usuarios; además, el diseño debe adaptarse a la personalidad del negocio, o sea a tu marca, por medio de conceptos artísticos.

Estilo visual

El estilo visual de tu web dependerá de lo que quieras transmitir y dar a conocer acerca de tu empresa, es decir, que esté alineado a la identidad corporativa. Usa tu manual de estilo para resaltar los detalles que la conforman.

Colores

Los colores claros facilitan la visualización, generan un aspecto limpio y organizado, y no cansan al usuario. Aunque los tonos oscuros generan una apariencia elegante, los más tenues inciden de forma positiva para que un usuario se quede en la página.

Mientras más sencillo sea el diseño, mejor será la experiencia del visitante. Ten cuidado al usar colores llamativos, ya que su predominancia puede molestar.

Tipografía

Las fuentes que decidas utilizar para el sitio web de tu empresa deben ser atractivas y fáciles de leer. Recuerda que buscas que los usuarios lean tu contenido, así que no los canses con fuentes adornadas que puedan distraer o confundir.

Eso sí: no dudes en emplear tipografías más audaces, elegantes o románticas en algunos sitios clave como el encabezado de cada página.

Imágenes

Las ilustraciones ayudan mucho a complementar el contenido del sitio, generan mayor confianza y son entretenidas. Deben ser de calidad, de lo contrario no armonizarán con los demás elementos.

Puedes descargarlas de bancos de imágenes como Pixabay, donde son gratuitas, pero también puedes realizar fotografías de tus servicios o productos, ya que esto te mostrará transparente ante tus clientes y sabrán muy bien qué es lo que ofreces.

Un claro ejemplo de cómo no hacer esto son las imágenes que los restaurantes de comida rápida utilizan para promocionar sus platillos. Cuando las ves en fotografía, las hamburguesas lucen grandes, jugosas y deliciosas, pero cuando visitas el establecimiento y comes una, no se parecen a la imagen del menú. Es válido retocar las imágenes de tus productos, siempre y cuando lo que proyectes no se aleje de lo real.

Componentes interactivos

Agrega botones, animaciones y elementos visuales donde los visitantes hagan clic. Jerarquiza su nivel de relevancia para que destaques aquellos que son más útiles: casi siempre buscarás resaltar tu oferta o qué problemas resuelves para tus clientes.

También puedes añadir GIF o iconos, siempre con una distribución armónica, con el fin de que cada página tenga una apariencia más dinámica.

Relación entre el diseño y el contenido web

De nada servirá tener un diseño perfecto que plasme la personalidad de tu empresa o imágenes profesionales si tu contenido no es atractivo. Sea cual sea tu mercado, los clientes esperan obtener algo más de ti. Quieren contenido útil y de calidad.

Alinea la imagen con el contenido que ofreces y no te olvides de ser constante con tus publicaciones. Mientras más movimiento vean los usuarios en tu sitio, más querrán visitarlo, además de que se volverán asiduos y tendrás un tráfico constante, aparte de interacciones en las redes sociales. Si no actualizas tu información, tus clientes potenciales jamás se enterarán de las promociones, descuentos o nuevos productos.

Diseña para hacer inbound marketing

El Inbound marketing es una excelente opción para tener éxito desde tu página web. En primer lugar, debes enfocarte en definir a tus buyer personas, para así entender qué necesitan y cómo puedes aportarles valor.

Una vez que hayas creado los perfiles de buyer persona, utiliza tu blog para generar contenido de valor. Agrega botones de CTA (Call To Action) donde ofrezcas ofertas relevantes como eBooks, plantillas o infografías descargables a cambio de los datos de los visitantes por medio de formularios.

Esta estrategia te permitirá entender qué les interesa, cómo se comportan y en qué etapa del buyer’s journey se encuentran. Así, tendrás oportunidad de ofrecerles tus servicios de forma más relevante y personalizada.

Qué es el diseño web responsive

Actualmente, el diseño web también ha tenido que evolucionar debido a los cambios en la tecnología y el comportamiento de los usuarios. Es cada vez más común ver a una persona navegando en internet desde su smartphone. Los dispositivos móviles se han convertido en una fuente de consumo muy demandada.

Recuerda, si deseas que tu negocio crezca, tienes que estar en donde el usuario se encuentre. Para lograrlo debes adecuar tu sitio web de una forma en que los usuarios puedan navegar sin dificultades: esa es la función del diseño web responsive o adaptativo.

Logra la visualización correcta de tu página web ya sea desde una máquina de escritorio, tabletas o smartphones, además de que brindarás una mejor experiencia de usuario ya que funciona en cualquier resolución.

Incluso Google valora mucho este diseño, ya que:

  • Evita los contenidos duplicados.
  • Aumenta la posibilidad de que el contenido sea viral.
  • Reduce el tiempo de desarrollo.
  • Mejora la analítica web.
  • Facilita la indexación en los motores de búsqueda.
  • Aumenta la difusión en redes sociales.
  • Se adapta a cualquier pantalla.
  • Carga el sitio más rápido.

Seguro has ingresado alguna vez a un sitio web donde su contenido era tan pequeño que hiciste zoom al texto para leerlo. Quizá te fuiste pronto de ahí por la incomodidad que te causó.

Justo esta situación es la que el diseño web responsive busca erradicar. ¡Pon tu negocio en manos de tus clientes! Si das a tus consumidores la posibilidad de ver tu contenido sin dificultades, tienes una ventaja frente a la competencia.

No confundas a una web adaptativa con una versión móvil que, en realidad, es un segundo sitio independiente. El diseño responsivo tiene una sola estructura de códigos que se adaptan a diferentes resoluciones y dispositivos. No se trata de sitios web diferentes que requieren más de un administrador.

Cómo hacer tu sitio web responsive

La manera más sencilla para que tengas un sitio web responsive, en caso de que uses WordPress, es con un tema adecuado: ¡casi todos disponen de esa tecnología!

También puedes utilizar un plugin como estos:

  • MoFuse: crea una versión móvil de cualquier blog de forma automática y compatible con miles de dispositivos.
  • WordPress Mobile Pack: funciona en iOS y Android, así como en cualquier navegador.
  • WP Mobile Menu: logra que tus menús sean adaptativos con este artilugio.

Si no usas este gestor de contenidos, deberás crear metaelementos en el sitio por medio de código HTML y CSS. Puedes hacerlo por tu cuenta, pero siempre será mejor la ayuda de un especialista para que la configuración sea correcta.

Aumenta tus visitantes y compradores; inspírate e implementar estos cambios en tu diseño web y ¡disfruta los logros!